Saltear al contenido principal

Testimonio de uso clínico

  »  Descargas  »  Testimonio de uso clínico

Rellene el siguiente formulario para acceder al archivo PDF

Downloads Form

El índice del hueso trabecular (Trabecular Bone Score, TBS) es un índice relacionado con la microarquitectura ósea que ayuda a los médicos en el seguimiento diario de sus pacientes. TBS iNsightTM calcula un TBS, un método de imagen rápido y reproducible que estima el riesgo de fractura basado en la determinación de la textura ósea. El programa se instala a la perfección en la mayoría de los densitómetros óseos GE Lunar y Hologic utilizando datos de escaneo de la columna ya existentes para propor- cionar en segundos un parámetro de riesgo de fractura complementario que puede ayudar a optimizar la evaluación de riesgos. En esta serie de entrevistas, médicos y expertos comparten sus opiniones sobre TBS. Aquí, la Dra. Lynn Kohlmeier analiza su propia experiencia y cómo cree que la evaluación de TBS puede ayudar a los médicos en su propia práctica clinica.

Testimonio de uso clínico - Dr. Lynn Kohlmeier

Sistema DXA:

Not Dependent

Disponibile también en:
Inglés
Alemán
Italiano

Código de documento:

MM-BR-056-MIG-ES-01

Entrevista con la Dra. Lynn Kohlmeier, MD

La Dra. Kohlmeier es endocrinóloga en Spokane Valley, Washington. Es experta en huesos, endocrinología, diabetes y metabolismo. Recibió su título de doctora en medicina por la Universidad de Stanford y completó su residencia en medicina interna y su formación postdoctoral en Harvard. Ha participado en la práctica clínica, investigación y eventos comunitarios sin nes de lucro enfocados a mejorar la salud ósea y prevenir fracturas durante más de 20 años, además de ser miembro de la junta ejecutiva de Washington Osteoporosis Coalition (WOC), y Directora de la División WOC-Spokane.

Medimaps: Como Directora de la Spokane Osteoporosis y de la sección de Spokane de la Washington Osteoporosis Coalition (WOC), ¿nos puede hablar acerca de los objetivos de la WOC y qué papel podría desempeñar TBS?

Dr Kohlmeier: Los objetivos de la WOC son aumentar la conciencia sobre salud ósea, la osteoporosis y la prevención de fracturas en el estado de Washington.

De hecho, TBS podría ayudar no sólo en los objetivos de la WOC, sino también en nuestro trabajo clínico en la Spokane Osteoporosis.

Medimaps: TBS es una de la principales herramientas para evaluar la microarquitectura ósea en las prácticas clínicas rutinarias y un indicador de fracturas independiente de la densidad mineral ósea (DMO), los factores de riesgo clínico y el FRAX®.

A pesar de que está respaldada por sociedades cientí cas internacionales, todavía es nuevo para muchos profesionales de la salud que tratan a pacientes con osteoporosis. Usted es una de las primeras en haber experimentado TBS en su práctica en EE.UU. ¿Cómo presentaría TBS ?

Dra. Kohlmeier: Soy escéptica y por lo general no creo en nada hasta que se haya demostrado validado y probado depués de varios años de su comercialización. Me han impresionado los datos clínicos que apoyan TBS, y recuerdo la presentación del profesor Didier Hans sobre técnica en la Society for Clinical Densitometry (Sociedad Internacional de Densitometría Clínica) hace varios años. TBS aporta un valor añadido a la evaluación del hueso total, a la medición de la densitometría ósea por absorción de rayos X (DXA) y a la densidad mineral ósea (DMO) sin aumentar el tiempo del examen ni la dosis de radiación al paciente.

TBS in uye con frecuencia en mis decisiones clínicas, proporcionando no sólo a mí y a mis pacientes, sino también a sus profesionales de atención primaria, tranquilidad y con anza añadidas en nuestro objetivo de prevenir fracturas.

Siempre trato de mostrar a mis pacientes los resultados de la DMO y TBS, esperando motivarlos a mejorar su salud ósea.

TBS es la información «extra» sobre la calidad ósea que ayuda a «a nar» el cuidado del paciente.

Medimaps: ¿Tiene usted algunos ejemplos de casos de pacientes en los que TBS juega un papel importante?

Dra. Kohlmeier: Sí. El primer ejemplo sería un paciente que no ha tenido fracturas y que quiere abandonar el tratamiento. Si su DMO es estable con un T Score por encima de -2.5, que no esté dentro del rango osteoporótico y su calidad ósea TBS sea también estable, superior o igual a 1.3, en el rango moderado, creo que aún no necesitará tratamiento médico.

Dra. Kohlmeier: Por otro lado, si la DMO y/o TBS disminuyen signi cativamente con el tiempo, la predicción añadida del riesgo de fractura de TBS en combinación con la DMO, me da una razón sólida para recomendar el inicio del tratamiento médico.

Y si un paciente me pregunta si debe continuar con el tratamiento médico cuando su DMO ha disminuído, pero su TBS no, diría entonces que «Sí», teniendo en cuenta que hemos descartado causas secundarias de pérdida ósea y tienen una buena ingesta de calcio y vitamina D.

Alternativamente, si una mujer de 55 años de edad con un T-Score de la DMO de -2.5 teniendo también antecedentes familiares sólidos de osteoporosis con fractura de cadera, conocer su calidad ósea de TBS probablemente ayudará en su decisión de tratamiento. Si su TBS está en el rango de calidad ósea moderada o baja, por ejemplo con un score de 1.21, recomendaría el tratamiento médico .

Medimaps: En general, ¿diría que la adición de TBS a la DMO ayuda tanto a los profesionales médicos como a los pacientes a decidir si está indicado el tratamiento médico?

Dr Kohlmeier: Sí, TBS puede ser muy útil. Un tercer ejemplo donde TBS ayuda es cuando la DMO puede ser engañosa debido a la artrosis de la columna vertebral, donde es probable que se obtenga un mayor T-Score de la DMO. Como sabe, TBS no se ve afectada por la artrosis (Ref 2).

Tomemos por ejemplo a un hombre de 72 años de edad con artrosis y un T-Score de 1.6 en la columna y -1.8 en la cadera, sin otros factores de riesgo conocidos y sin antecedentes de fracturas. No sólo no recomendaríamos, el tratamiento a este paciente, sino que probablemente lo rechazaría si se lo ofreciésemos. Dado que TBS da una evaluación más precisa de la calidad ósea de la columna y del riesgo de fractura, a pesar de la presencia de la artrosis, éste podría in uir en el tratamiento. Si tuviese un TBS de 1.190 en el rango de baja calidad, recomendaría el tratamiento médico.

Otra situación en la que TBS presenta un valor añadido a la pràctica clínica es cuando hay una gran discrepancia entre la DMO de la columna y de la cadera, tal como un T-Score de la DMO de la columna de -3.5 y de -2.4 en la cadera de una mujer de 48 años de edad con menopausia precoz. A pesar de que recomendaría un tratamiento médico, ella probablemente podría rechazarlo. Sin embargo, si su TBS se encuentra también en el rango de baja calidad ósea, por ejemplo 1.1, probablemente fuese capaz de convencerla de la importancia de reducir su riesgo de fractura con un tratamiento. TBS es también muy importante

en los pacientes remitidos por sus cirujanos con «huesos intraoperatorios blandos». Independientemente de su DMO, si han tenido fracturas, los trato como si tuvieran un diagnóstico de osteoporosis y no sólo hago un estudio de diagnóstico óseo metabólico, sino también recomiendo el tratamiento.

Es comprensible que, si estos pacientes no son ancianos y tienen un T-Score de DMO por encima de -2.5 en la cadera o la columna vertebral, esto todavía puede ser una decisión difícil y una vez más los pacientes suelen rechazar el tratamiento médico.

Sin embargo, si su TBS es bajo, puedo explicarles cómo esta información adicional se suma a su per l de riesgo de fractura y, si no está contraindicado, a menudo puedo convencerlos de que inicien el tratamiento para la osteoporosis con el medicamento.

Los pacientes con fracturas múltiples y con una DMO todavía normal representan la sexta situación y en la que TBS es útil. A pesar de que este escenario podría justi car el tratamiento médico de todos modos, si el TBS es bajo, puedo ayudar a convencer a mis pacientes que consideren la medicación y ayudarles también a guiar su tratamiento.

Medimaps: ¿Hay otros casos en los que TBS realmente pueda afectar a las decisiones clínicas en los pacientes que ya están en tratamiento médico?

Dra. Kohlmeier: Absolutamente, en pacientes que han estado en tratamiento antiresortivo tales como genéricos Fosamax®, (alendronato), o IV Reclast®, (zolendronato), durante 5 o más años, a menudo se les dice que interrumpan el tratamiento debido a los riesgos poco frecuentes de fracturas femorales atípicas o una posible asociación con osteonecrosis de la mandíbula.

Hace poco vi una triatleta de 62 años de edad, con un T-Score de -3 en la cadera y de -3,7 en la columna vertebral. Ella había estado en tratamiento desde su fractura de cadera hace 10 años, pero no se había fracturado ningún hueso desde entonces. Su DMO mejoró signi cativamente en los primeros 3 a 4 años y era estable desde entonces. Su TBS de 1.30, en el rango moderado de buena calidad ósea ayudó en nuestra decisión de detener el potente tratamiento antiresortivo que ella estaba tomando actualmente, que era Prolia®, (denosumab) y cambiar al genérico Evista® (raloxifene) para mantener su mejorada condición ósea.

Descargas relacionadas

Volver arriba